Ritual a la Diosa Deva

Deva es una Diosa celta de las aguas y las emociones. La leyenda cuenta que Deva se enamoró de un humano, fue un amor que tan solo duro una noche. Triste y desolada volvió de regreso a su hogar, el mar. Pero por el camino ya sin fuerzas se recostó sobre una piedra llorando su amor. Se dice que esa piedra fue una Malaquita, la cual ahora acoje el poder de esta Diosa. Dice la leyenda que en aquel tiempo el agua del mar era dulce, pero de las lagrimas salinas derramadas por Deva se transformaron en saladas.

RITUAL A DEVA PARA EL AMOR

Para el Ritual a Deva realizaremos un circulo con pétalos o botones de rosas, y en el centro colocaremos un velón rosado vestido con aceite esencial de manzana. Debajo del velón colocaremos un papel con la petición de amor a la Diosa Deva. Dentro del plato donde va colocado el velón lo llenaremos con agua y miel, y entorno al velón colocaremos tres cantos rodados de malaquita.


Al encender el velón, haremos una meditación visualizando el deseo cumplido en el momento presente, y a continuación haremos la siguiente oración:

“Te evocamos a ti, Deva, ante todas las Diosas a las que adoramos, para que me otorgues la gracia que solicito de ti. Adórname con todas las virtudes necesarias para poder atraer a un compañero (o compañera) a quien pueda respetar, amar y con quien pueda compartir los avatares de mi vida que ha de ser la suya. Y con quien pueda sentirme, a mi vez, respetada y amada.
Tu que penetras en el corazón y en la mente de las personas y puedes ver sus intenciones y pensamientos. Llena mi vida de amor correspondido”


Una vez consumido el velón, recogeremos los pétalos de las rosas y los tres cantos de malaquita y los guardaremos en una bolsita de tela verde. Y en un dia con la luna en cuarto creciente la entregaremos como ofrenda al mar, rio o cualquier corriente de agua natural.